La diástasis abdominal es una disfunción de la pared anterior del abdomen donde existe una separación y distensión excesiva del tejido que une los rectos abdominales.

Pero no solo podemos hablar de separación, tenemos que incluir también la tensegridad que tiene la línea alba, que es el tejido conjuntivo que une los rectos abdominales.  

Según los resultados de un estudio de Da Mota en 2014, en la semana 35 de gestación, el 100% de las mujeres tenían diástasis abdominal. A las 6 semanas postparto, el 52,4% seguían teniendo una separación de rectos de 18,8mm a nivel infraumbilical y a los 6 meses postparto, el 39,3% de mujeres presentaban una diástasis de 15,3mm. 

Esto nos indica que en la evolución natural de la diástasis abdominal tiende a disminuir. Pero hay otros estudios que nos dicen que, con un entrenamiento adecuado, no solo se cierra antes, si no que la funcionalidad de la faja va a ser mejor, y de esto se encargan profesionales especializados que sepan ver qué con qué ejercicios se activa mejor tu faja abdominal. 

¿Cómo valorar la diástasis abdominal? 

La mejor opción es siempre ir a un fisioterapeuta especializado y que la valore con ecógrafo. Pero si esta opción no está disponible, se puede hacer de forma manual. 

No existe protocolo universal ni medidas predeterminadas, aunque las más usadas son: a 3cm del ombligo más de 2,2 cm de separación, y a 2 cm del ombligo, más de 1,6 cm de separación. Más de esas medidas se considera diástasis abdominal, por debajo sería separación de rectos del abdomen. 

Para ello, el profesional medirá cuántos dedos caben de forma horizontal (separación de rectos abdominales) y también valorará cuánto de profundo entran sus dedos (dará idea de cómo está la tensión de la línea alba). 

Con estos dos parámetros la valoración de la diástasis abdominal es más completa.

Además, deberemos tener en cuenta muchos más factores, como: edad, número de embarazos, tipo de parto, calidad del tejido conectivo, alimentación, descanso…y con qué ejercicios reacciona mejor tu faja abdominal. 

Autovaloración de diástasis abdominal ¿Cómo hacerlo?

Pero también puedes hacerte tú una autovaloración si no cuentas con profesionales cerca, y siempre será orientativa: tumbada boca arriba, con rodillas flexionadas, tocas y localizas tus dos rectos del abdomen.

A unos 3 cm por encima del ombligo y unos 2 cm por debajo, si te caben más de 2-3 dedos arriba y más de 1-2 dedos abajo, podría ser una diástasis abdominal. Y tener en cuenta también, cuánto de profundo entran tus dedos (1 o 2 falanges). 

imagen de un abdomen de una chica  haciendo ejercicios de autovaloracion de diástasis abdominal

Aquí te dejo un vídeo de autovaloración de diástasis abdominal. 

¿Qué ejercicios hacer para mejorar la diástasis abdominal? 

Después de una buena valoración, el fisioterapeuta especializado podrá marcarte los ejercicios más acordes a tu caso. Pero de forma generalizada, normalmente suelo aconsejar un trabajo global que considere la postura, la respiración, la faja abdominal y el suelo pélvico. 

Desde la musculatura profunda y en estático, a la superficial y en dinámico.  

Se habla mucho de hipopresivos sí y de abdominales clásicos no. Esto no es del todo cierto, de hecho, hay a veces en las que los hipopresivos no nos valdrían porque abre en exceso la línea alba, y los abdominales clásicos bien marcados, nos cierran la separación entre rectos. Por lo que es importante que te asesore un buen profesional. 

También hay otras opciones que ayudan a la recuperación, como la radiofrecuencia, que será mucho más efectiva si la acompañamos de ejercicios mientras se aplica. 

Y hay que tener muy claro que para mejorar la diástasis abdominal necesitamos que el paciente trabaje en casa con los ejercicios que se les ha pautado. También, que haga cambios de hábitos de vida, como no empujar a la hora de ir al baño, evitar el estreñimiento, cuidar la alimentación, vigilar la carga de peso… 

Aquíte dejo unos ejercicios básicos para diástasis. 

 

 

 

 

 

 ¿Cuándo me tendría que someter a cirugía de la diástasis abdominal? 

Esta cuestión no tiene una sola respuesta. Depende de muchas cosas, entre ellas, la valoración por parte del fisioterapeuta y del cirujano especializado. Serán estas valoraciones junto con la decisión final del paciente la que lleven o no a cirugía. 

Normalmente, en diástasis grandes o no tan grandes, que no mejoran en funcionalidad, que causas dolores, molestias, que pueden ir acompañadas de hernias y rotura de tejidos…se les aconseja valoración por parte de cirujano para saber su opinión acerca de la cirugía. 

Pero antes de pasar por cirugía se recomienda hacer una recuperación con fisioterapeutas y entrenadores especializados para mejorar los tejidos y llegar a la operación en las mejores condiciones posible. Y después de esa operación, la visita al fisioterapeuta para tratamiento de cicatrices y recuperación de la faja abdominal está más que aconsejada. 

Conclusión 

Aunque aún no es muy conocida, la diástasis abdominal afecta aun gran número de personas, con sintomatología muy diversa, pero que en ocasiones puede afectar de forma clara a la calidad de vida de los pacientes. 

Una buena valoración, ejercicios bien pautados, trabajo en casa y hábitos de vida saludables serán los grandes aliados en su recuperación. 

Resumen

  • La diástasis de rectos es la separación excesiva de los rectos abdominales con distensión de la línea alba.
  • La mejor forma para valorarla es usando el ecógrafo, aunque también podemos hacerlo de forma manual.
  • No podemos tener en cuenta únicamente la distancia entre rectos, si no también la tensegridad de la línea alba y su capacidad para transmitir fuerzas. 
  • Los ejercicios más adecuados para recuperar la diástasis abdominal deben ser pautados tras la valoración por un fisioterapeuta especializado. No hay ejercicios milagro, cada caso es único y la paciente debe trabajar en casa y cuidar hábitos de vida para que la recuperación avance.
  • La necesidad o no de cirugía lo tienen que valorar el cirujano, que, trabajando de forma conjunta con el fisioterapeuta, le dará la mejor opción posible al paciente. 

‘El cambio se produce a través del movimiento y el movimiento cura’ 

J. Pilates. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Perfil de la autora

Carolina Valencia
Carolina Valencia
Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico.
“Ayudo a mujeres a recuperar su cuerpo, sentirse seguras e iniciar una vida activa.”