Según el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras (ACOG), el embarazo es la etapa ideal para empezar a realizar ejercicio físico y tener hábitos saludables.

Para las mujeres que antes no practicaban ejercicio o eran sedentarias, empezar un programa de ejercicio durante el embarazo, (siempre y cuando no existan contraindicaciones) puede ser una muy buena forma de empezar a tener hábitos que ayuden a la salud de la mujer embarazada.

Importancia del Ejercicio en el embarazo

Si antes ya entrenabas de forma regular, lo recomendable es que sigas con tus entrenamientos pero que empieces a adaptarlos acorde a tu embarazo.

En este proceso, te puede ayudar un/a entrenador/a especializado en embarazo y postparto.

Como el embarazo es una condición tan específica, es importante asegurarse de que se está en condiciones seguras para continuar o empezar la práctica deportiva. La aprobación de tu ginecólogo/a junto a valoración previa de un entrenador/a especializada, asegurarán que no tengas nada relevante que te impida realizar un programa de entrenamiento.

Ejercicio en el embarazo

El ejercicio físico durante este período tiene riesgos mínimos y se han observado múltiples beneficios en la mayoría de mujeres.

Pero antes de nombrar esos beneficios es vital conocer la diferencia entre ejercicio físico y actividad física. Lo ideal para la mujer embarazada es que realice las dos: que sea activa y haga ejercicio físico. 

  • La actividad física es cualquier tipo de movimiento que haces en tu día a día: como caminar, desplazarte hacia el trabajo, tareas de casa, bailar en tu casa… todo lo que te mueves durante el día.
  • El ejercicio físico son movimientos repetitivos del cuerpo con una estructura y características concretas para que mejores los componentes de tu condición física: sesiones de fuerza, sesiones de cardio… Todas aquellas sesiones o entrenamientos que estén planificados.

Así pues, el ejercicio físico como tal durante el embarazo puede resultar muy beneficioso durante tu embarazo. 

Los 5 beneficios de Entrenar en el Embarazo

  1. Mantener el estado físico

Por el propio hecho de estar embarazada, existe una disminución de la condición física, ya que el cuerpo sufre muchos cambios a todos los niveles. A través del entrenamiento, puedes ayudar a que esa bajada de la condición física no sea tan notoria o incluso puedes llegar a mantenerla.

Además, no sólo fortalecerás tu corazón o la musculatura que se ve, sino que también ayudarás a que tu suelo pélvico esté las condiciones adecuadas para dar a luz.

Por otro lado, también ayuda a que tu ganancia de peso sea la adecuada en tu embarazo.

  1. Disminuir la probabilidad de sufrir complicaciones

Reduce el riesgo de sufrir diabetes gestacional, preeclampsia (un tipo de hipertensión que se da en embarazo), infecciones, parto prematuro, aborto espontáneo…

  1. Ayudar a aliviar las propias molestias del embarazo

Pesadez en la barriga, dolor lumbar, falta de descanso o dificultad para hacerlo, calambres, incomodidad, sobrecargas u otras molestias típicas, pueden difuminarse o desaparecer gracias al ejercicio físico.

  1. El Ejercicio Aportar a tu salud emocional

El embarazo es una etapa donde entran en juego las hormonas, los cambios corporales, la ansiedad o estrés de pensar en el parto o el/la bebé… y todo esto puede ser mejor gestionado gracias y a través del ejercicio, ya que ayuda a liberar hormonas positivas en tu torrente sanguíneo.

Además, las mujeres embarazadas que son físicamente activas y que hacen ejercicio tienen mejor salud mental y mejor estado psicológico que aquellas que tienen un estilo de vida sedentario. Además, las mujeres que realizan ejercicio durante el embarazo tienen menos probabilidades de tener depresión.

  1. Para tu bebé

El ejercicio durante esta etapa puede ayudar a crear un entorno saludable dentro del útero, ayudando también en la composición y peso del bebé, a su salud cardiovascular y desarrollo del sistema nervioso. Así que ten en cuenta que no sólo lo haces por ti, lo haces por el pequeño/a.

Otros Beneficios: Ejercicio y Embarazo

Además, las mujeres que entrenan tienen más posibilidades de presentar mejor calidad de leche materna, cosa que promueve el neurodesarrollo y neuroprotección en los recién nacidos.

Las Guías (de Práctica Clínica) de Australia, Canadá, Noruega, UK y US remarcan la importancia que tienen los profesionales que se dedican a este campo. Tienen un papel muy importante para ayudar a que las mujeres se mantengan activas y hagan ejercicio en esta etapa: Fisioterapeutas de Suelo Pélvico, Matronas, Entrenadores Especializados, Ginecólogas…

Conclusiones

Después de conocer Los 5 beneficios de entrenar Embarazada, espero que te haya quedado claro lo bien que lo estás haciendo si estás entrenando y si no es así, tengas todas las ganas para empezar a cuidarte a ti, y ya sabes, también a tu futuro bebé.

Hagamos del embarazo una buena ocasión para apreciar el cuerpo femenino. 

Merete Leonhardt-Lupa 

¿Quieres saber más sobre Ejercicio en el Embarazo?

Sandra Escolá, Entrenadora en Embarazo y Postparto.

Visita mi perfil

Fuentes

-Guidelines for Physical Activity During Pregnancy: Comparisons From Around the World (2014)

-Physical Activity and Exercise During Pregnancy and Postpartum Period (ACOG)

– Does Physical Exercise Help Maintain Mental Health During Pregnancy? A Comparison of Changes in Mental Health in Participants of Physical Exercise Classes and Childbirth Classes

– Influence of a Concurrent Exercise Training Program During Pregnancy on Colostrum and Mature Human Milk Inflammatory Markers: Findings From the GESTAFIT Project

– Summary of International Guidelines for Physical Activity Following Pregnancy

Perfil de la autora

Sandra Escolà
Sandra Escolà
Entrenadora Especialista en Embarazo y Postparto.
"Ayudo a Embarazadas y a Mamás a estar de la mayor manera posible en estas etapas"